Mi carrito

Cerrar

Test de Sensibilidad Alimentaria

€120.00 EUR

Muchas veces, sin darnos cuenta, abusamos de algunos alimentos (los repetimos más de lo recomendado en nuestra alimentación diaria), y saturamos nuestro cuerpo de sus nutrientes; o incluso sin saberlo, somos intolerantes a ciertos alimentos, su ingesta nos perjudica, nos crean inflamación, diarrea, malestar general, y por nuestra cuenta no somos capaces de identificarlos.

Esto sumado al consumo de fármacos, el estrés, infecciones, la contaminación ambiental, y el entrenamiento intensivo, podrían dañar la integridad de la barrera intestinal y dejar que componentes de los alimentos pueden atravesarla, afectando negativamente nuestro rendimiento deportivo, nuestra oxigenación, velocidad de recuperación y composición corporal.

Desde el Carving Social Club te alentamos a realizar el Test de Sensibilidad Alimentaria ImuPro del Instituto de Microecología, para identificar a través de un análisis de sangre estos alimentos de los que puedas estar abusando, o de los que podrías ser intolerante, y podrían estar perjudicando tu bienestar, e inflamándote.

Con tus resultados recibirás una guía nutricional personalizada, y contarás con un seguimiento profesional liderado por nuestra nutricionista Carole Picard, quien te ayudará a crear pautas nutricionales adecuadas para tu alimentación, y puedas así sentirte mejor, vivir mejor, y por ende surfear mejor. 

Puedes elegir sobre cuántos alimentos quieres hacer el test: 44, 90, 180, o 270.

Una vez obtengas tus resultados, el proceso se divide en tres fases:

1) Fase de eliminación

Durante esta fase, debes evitar el consumo de todos los alimentos con niveles elevados de IgG durante unas 8 semanas, pudiendo consumir los demás en ciclos de rotación de 4 días.

De esta forma se previene la aparición de nuevas sensibilidades y evitamos déficit nutricionales. De este modo, se reducen e incluso se detienen los procesos inflamatorios. 

2) Fase de provocación

En esta fase reintroduces uno por uno, cada 4 días, los alimentos que se eliminaron en la fase 1. La fase de provocación ayuda a identificar los desencadenantes específicos para poder mantenerlos retirados durante más tiempo.

3) Fase de estabilización

En la fase de estabilización se mantienen retirados los alimentos que desencadenaron de nuevo los síntomas en la fase de provocación. Transcurrido un año, puedes comenzar una nueva fase de provocación. Es posible que debas evitar uno o dos alimentos permanentemente.